Tepedia .com: Enciclopedia Tematica de Expertos
enciclopediaPORTADA
enciclopediaCURSOS
enciclopediaJUEGOS
enciclopediaINFORMATICA
enciclopediaOCIO
enciclopediaSALUD
enciclopediaTRABAJO
enciclopediaESPIRITUAL
enciclopediaTURISMO
 

Flores de Bach

Flores de Bach

Articulo de Salud publicado en Tepedia.com con autorizacion de su autor y fuente

A menudo las personas se quejan de que con las Flores de Bach se han sentido peor de lo que estaban. Este fenómeno de agravamiento, conocido como respuesta paradojal, surge muy frecuentemente en la terapia floral e indica que se ha dado en el blanco con la interpretación del caso.  Por supuesto, no conviene interrumpir el tratamiento y de ninguna manera es motivo para alarmarse. Sucede que la fórmula acertada agitó las fibras emocionales y el cuerpo respondió con renovada energía. Lejos de haberse debilitado el sistema de defensas, ocurrió que se quebraron por fin las resistencias y se revigorizaron aquellas fuerzas que verdaderamente defienden al individuo.  Por incómodas, fuertes o desconcertantes, nunca hay que confundir estas respuestas tan vitales del organismo con los llamados “efectos colaterales adversos” o efectos secundarios de algunos medicamentos tradicionales. Las esencias no dañan. Son líquidos energizados carentes de todo producto químico. Con un efecto paradojal, ellas denuncian un daño posible.  Nunca un efecto paradojal degenerará en enfermedad y cualquiera sea el síntoma que sobrevenga, todo efecto paradojal debidamente abordado, durará a lo sumo, un par de días. Si bien hay modos de agilizar este proceso, hay que saber que solo expresa la tensión que se inicia en el interior de la persona entre el cambio inaugurado y la rigidez de sus hábitos personales, sus creencias, su actitud general. Con él se observa además, la increíble potencia de la esencia para sacudir de cuajo aquello que está en estado de latencia y que,  si no se remueve a tiempo, podría degenerar en males mayores.

Un efecto paradojal es la expresión de poder, la determinación  que por naturaleza tiene nuestro mundo interior hacia nuestro bienestar general. Puede denunciar una enfermedad latente o una tendencia, y señalar también la parte más sensible de ese organismo.  Si en lugar de tomarlo como una agresión o una amenaza, se lo explora con sabiduría el efecto paradojal ofrecerá revelaciones luminosas que serán de valor único para la persona ya que ofrece al hombre la magnífica oportunidad de sincerarse consigo mismo y hacer frente a sus problemas verdaderos. Los más íntimos. 

Las Flores de Bach proponen un tipo de terapia de la emoción, no en vano se las denomina “remedios para el alma”.  Ellas remedian; no anestesian; sanan, no alivian. Se comportan como agentes de un tipo de inteligencia que se recibe por vía de la intuición, mediante flashes de conciencia diurna, en el sueño, o a través de percepciones que devienen certezas sólo propias.  Las técnicas para el trabajo floral serio brindan herramientas para explorar la complejidad de ese rico mundo interior a fin de embellecerlo traduciéndose esto en salud y en un estado de alegría y vigor. Son sin lugar a dudas, influencias altamente movilizantes que generan reacciones no solamente emocionales, sino también orgánicas de variada naturaleza e intensidad. Cabe decir entonces que el ingreso de la flor correcta para un individuo dado en un momento dado de su vida nunca ha de ser inocente para él.  El tratamiento floral bien entendido compromete seriamente la interioridad de la persona impulsándola desde allí siempre en procura de su beneficio. El efecto paradojal constituye, por lo tanto, una vía más de purificación y  sinceramiento.

Las Flores de Bach son influencias energéticas que fuerzan, primero que nada,  a honrar la vida. Cuando estamos en consonancia con nuestra esencia y con nuestra naturaleza, entonces todo parece estar bien, estamos alegres, armónicos. Ni exaltados ni con picos de histeria: Plenos de fe y vigor.  En cambio, cuando nuestros pasos son contrarios a nuestras tendencias y a nuestra naturaleza brota del interior la protesta o la señal de que hay que hacer un cambio. Por lo general, un problema orgánico proviene de un desarreglo psicológico/emocional/afectivo. Si no se arreglan estos problemas desde la raíz, la verdadera curación no se produce. Lejos de conseguirse la erradicación definitiva del problema, éste persistirá, se distorsionará, o volverá cada tanto.  Teniendo en cuenta entonces que el remedio floral actúa sobre las emociones mientras que el medicamento tradicional lo hace sobre la química del cuerpo se captará la diferencia oceánica entre estos dos enfoques terapéuticos y el tipo de riesgos que cada uno presupone. Ninguno inhabilita al otro y ninguno es mejor o peor; solo distintas alternativas. Así, uno puede elegir entre convivir con un remedio de por vida para nivelar la presión arterial,  o puede optar por energizar su mente con Flores de Bach para descubrir ese elemento de su realidad que lo inestabiliza tanto, o  esa solución que desde este estado emocional en que se encuentra no consigue distinguir. 

Las esencias no son remedios curativos de un síntoma, sino elementos sanadores del ser.  Ellas tocan el alma. Y puesto que no se descubre el alma humana a través de estudios académicos la terapia floral nació para estar al alcance de todas las personas. Según  Edward Bach  lo que se busca con sencilla sinceridad, se encuentra con claridad luminosa. Así es. Cuando la terapia floral es abordada con seriedad y compromiso genuinos los resultados maravillan. Cuanto más en profundidad se trabaje la esencia y se explore uno mismo, más asombra la contundencia de los resultados. Bien trabajadas ellas permiten “hacer aflorar en uno  lo mejor de uno”  El individuo sana en su totalidad. Las ideas llegan de verdad;  asombran de verdad, su vida se equilibra y entonces comprobaremos que toda voz que pretendió constituirse en portavoz del inconsciente ajeno estuvo mal garantizada.  Las esencias proponen movimientos naturales.  NO conviene engañarse con milagros ni fórmulas mágicas. Tampoco deben esperarse estados de éxtasis. Ellas traen claridad a la mente siempre que se las trabaje mediante el recto pensar y la actitud honesta consigo mismo,  esa que  se obliga a sí misma a librarse de formulismos ,la que  se niega a ajustarse a teorías a sabiendas de que la complejidad personal y de la vida misma, son superiores a ninguna teoría. Entonces, si lo que se persiguen son mejoras hay que permitir que la naturaleza siga su curso tan simplemente con su gracia y sus misteriosos efectos porque no hay secretos para la naturaleza:  a la larga o a la corta ella imprime su sello incorruptible por encima de los códigos culturales, de las modas, de las imposiciones arbitrarias. Por eso es tan importante saber trabajar estos remedios naturales como comprender su dinámica  Aprender a potenciar su acción energética para hacer frente a esa iluminación serena que vendrá. Porque la verdad  que acuda puede ser bella o irritante y entonces uno puede enojarse con las esencias,... pero también uno puede reconocer humildemente que ese efecto paradojal se convirtió en extraña bendición para su vida, digna de aplicar la técnica para sacarle el jugo y acercarse y comprender ese algo misterioso, benéfico, inquietante, que asoma  y es posible de alcanzar.
Entonces, “pensando los problemas en flores “, de un modo responsable,  liberado de toda idea liviana sobre la terapia floral, uno aprende a impulsar su vida con energías palpables. Aprende a buscar la respuesta que necesita y a detectar la guía para actuar con inteligencia. Cuando imprimimos a la flor un camino deliberado, de un modo natural: suave, o de una sacudida, se hacen claras esas ideas que siempre hemos albergado secretamente, se apoderan del pensamiento y  nos obligan a transformar conceptos y actitudes anticuadas  Esas verdades indiscutibles no solo serán sentidas subjetivamente sino también demostradas objetivamente por ejemplo, en la superación de un síntoma o de una enfermedad. “De un modo justo de pensar, sale el modo justo de obrar” El resultado de: menos fricciones estériles, más cambios de auténtico provecho ,y más orgullo y poder personal, A mayor alegría, menos sintomatología porque como bien lo define Jung:  Nada es tan difícil de soportar como la carga de uno mismo.

Así, una fórmula floral puede ser lo que usted quiera: la alternativa de un remedio cualquiera o el portero de su edificio barriendo al exterior lo que no debe contaminar su esencia y de este modo preservándolo a usted en su totalidad y defendiendo el camino de su progreso y de su individualidad.  El que el tratamiento floral sea también para usted fuente de claridad, guía confiable hacia el bienestar y recurso para resolver sus problemas humanos desde la raíz es un asunto posible. Y cuando estas vibraciones energéticas comiencen a hacerse sentir, recuerde que bien vale la pena darles la bienvenida con agradecimiento, y avanzar con entusiasmo por este excitante camino de autosuperación.

¡A su salud!

Liliana Dercyé
Creadora del método “AflorArte” para la auto-asistencia con Flores de Bach” –
Autora de El Primer Vademécum de las Flores de Bach entre una variedad de libros que ha publicado sobre Flores de Bach
Se desempeña como  Directora de Aflorarte.com, sitio web de especialistas en Flores de Bach,  y como Consultora On-line.   
http://www.aflorarte.com  Contacto@aflorarte.com

Articulo.org

 

Informacion del canal SALUD de TEPEDIA .COM - Enciclopedia Tematica de Expertos

Articulo: Flores de Bach